En Fargo, Dakota del Norte Appareo ha lanzado al mercado un nuevo módulo de grabación de datos de vuelo, para helicópteros y aviones, capaz de sobrevivir a choques y que puede montarse junto con otros módulos recuperables.

El RDM-300 es un registrador, pequeño, ligero, flexible y resistente a los impactos, este registrador fue diseñado específicamente para un cliente, recientemente se le ha equipado con una función ARINC, que facilita su instalación en cualquier tipo de avión.

En la actualidad existen reglamentos que obligan a las aeronaves de uso comercial a equipar registradores de vuelo (caja negra) pero no existe el equivalente para aeronaves más pequeñas. Pese a esto fabricantes y propietarios, se han dado cuenta del beneficio que supone poder recuperar datos en caso de accidentes o incidentes.

Este módulo es idóneo para aeronaves que no están obligadas a equipar registradores de vuelo, para aplicaciones en las que la supervivencia de los datos del vuelo, proporcionan un gran valor comercial y de investigación.

El RDM-300 es facil de instalar en cualquier avión. Una vez instalada la unidad, es capaz de grabar más de 500 parámetros por segundo en una memoria SSD colocada en su interior, tiene un peso de menos de un kilo y tiene capacidad para resistir los más fuertes impactos, también puede grabar imágenes de cabina y grabar las voces de cabina (CVR)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *